Dirección y Administración:


director academico nuestro cet
Gustavo Robles Cid

Fono: (56 2) 2 681 5901
e-mail: nuestrocet.director@gmail.com

administrativo cet virtual
Daniel Ripoll López

Fono: (56 2) 2 681 5901
e-mail: nuestrocetvirtual@gmail.com

administrativa academica nuestro et
Carolina Espinoza Mochiavello

Fono: (56 2) 2 681 5901
e-mail: nuestrocet@gmail.com

asistente academico nuestro cet
Luis Herrera

Hernán Sandoval


Historia:

Cada una de las iglesias existentes envió su cuota de alumnos. El pri­mer director del Instituto Bíblico fue el Rvdo. Everett Devine. El pastor Segun­do Gutiérrez, fue el primer Decano. En­tre los profesores que enseñaron los primeros años estaban los esposos Everett y Marjorie Devine, Juan y Miriam Jackson, Wesley y Dorothy Bjur. Des­empeñaron el cargo de director en los años siguientes los pastores Cyle Davis, David Scott, Juan Mazurek, Rene Arancibia, Nicolás Pino, Everett Ward, Pedro Contreras, Genoveva Navales, Donald Cartledge, Verónica Jeldres, Jaime Mazurek y actualmente se encuentra bajo la dirección del pastor Gustavo Robles Cid.

Los alumnos del primer curso fueron Gastón Navarro, Agustín Valech, Alicia González, Alicia Astudillo, Rebeca Olmedo, Marisol Bastías y Fresia Saravia. Todos ellos eran de la iglesia de Ñuñoa. José Silva y Nora Villegas eran de Valdivia; Ruth Aneares y Rubén (Sandoval) Zurita, de Cuevas; Rene Arancibia, de Valparaíso y Gerardo Castillo, de San Bernardo.

Los muros que han albergado al Instituto guardan incontables experiencias, anécdotas para todos los gustos, testimonios de fe, vivencias mara­villosas y pruebas sin par. Teniéndolos a ellos como testigos, se han tejido muchos romances y se han forjado centenares de ministerios.

Del anuario de 1954, preparado por los mismos alumnos, aparecen fotos de los profesores, de los alumnos y de las actividades propias del Ins­tituto, que describen de manera gráfica las hermosas experiencias formativas y anecdóticas al interior de este plantel.

Cuando egresó el primer grupo de alumnos del Instituto, ya la obra parecía no soportar más la carencia de obreros. Efectivamente, dos herma­nos que no habían cursado los estudios del Instituto Bíblico habían asumido los pastorados de las iglesias de Cuevas y de San Bernardo, respectivamen­te. Eran los pastores Segundo Gutiérrez Videla y Gerardo Castillo Marino, los primeros ministros nacionales ordenados en Las Asambleas de Dios de Chile.

A propósito de los obreros que egresaban recién del Instituto Bíblico y quedaban al frente de una iglesia en calidad de pastores, el pastor José Silva Delgado hace la siguiente acotación: «A la gente le causaba mucha extrañeza ver a pastores tan jóvenes. Muchos hermanos que provenían de iglesias pentecostales estaban tan acostumbrados a ver pastores de edad madura, que les costaba creer que uno fuera el pastor de la iglesia. Si ellos tocaban el timbre y yo salía a atender, la pregunta natural que uno oía era: ‘¿Estará el pastor?’ Si yo les respondía: ‘Yo soy’, con toda seguridad se pintaba en su rostro un gran signo de incredulidad.»

Por casi treinta años el IBAD funcionó en el edificio conocido como “La Casa de Piedra” en lo que hoy es la comuna de Macul (en aquel entonces Nuñoa), en la conocida esquina de José Pedro Alessandri con Quilín (Punta de rieles), frente a una vista impresionante de la Cordillera de los Andes.

De las Asambleas de Dios de Chile:


1. LA INSPIRACIÓN DE LAS ESCRITURAS: Creemos que la Biblia es la Revelación Escrita de Dios, nuestra única regla infalible de fe y conducta, inspirada a los hombres por el Espíritu Santo.

2. EL DIOS ÚNICO Y VERDADERO: Creemos que hay un solo Dios verdadero, que se ha revelado como el Creador y Sustentador de todas las cosas, y que existe eternamente. En la unidad esencial de Dios hay distinción de personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Este misterio de un solo Dios que subsiste eternamente en tres personas es llamado la trinidad.

3. EL HOMBRE Y SU CAÍDA:Creemos que el hombre fue creado por Dios con un propósito y en un estado de inocencia, pero a consecuencia de la desobediencia adquirió una naturaleza pecaminosa y quedó sujeto a la condenación eterna.

4. LA SALVACIÓN DEL HOMBRE:Creemos que la salvación se obtiene cuando el hombre se arrepiente de sus pecados y acepta por la fe el perdón de Dios ofrecido a través del sacrificio y la resurrección de Jesucristo. Además, el Espíritu Santo le da seguridad interna de que ha sido hecho hijo de Dios. A partir de este momento el hombre salvo debe vivir una nueva vida, recta y santa.

5. EL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO:Creemos que el Bautismo en el Espíritu Santo es una investidura de poder, una experiencia espiritual diferente a la salvación y posterior al nuevo nacimiento en Cristo. La evidencia es hablar en otras lenguas, bajo la dirección del Espíritu Santo. Revela a Cristo, su Palabra y da dones para ejecutar la Gran Comisión.

6. LA SANIDAD DIVINA:Creemos que es una virtud que emana del Sacrificio de Cristo. Practicada por Jesús en su ministerio y ordenada por El mismo a todo sus discípulos.

7. LA IGLESIA:Creemos que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, está compuesta por cada creyente nacido del Espíritu, su propósito es adorar a Dios, edificar a los fieles y evangelizar al mundo. Todo creyente es un ministro, llamado para servir, testificar, interceder y contribuir, también hay un llamamiento especial, ordenado por Dios para los ministros de la Palabra.

8. LA MAYORDOMÍA FINANCIERA: Creemos que la mayordomía financiera es un privilegio y deber de todos los cristianos, que como fieles mayordomos de Cristo contribuyen al sostenimiento y extensión de la obra con sus ofrendas, primicias y diezmos.

9. EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA: Creemos que el Arrebatamiento de la Iglesia es una Operación de Dios que solo afectará a los salvos cuando Jesucristo regrese por los suyos, en este momento los que hayan muerto siendo salvos serán resucitados primero y trasladados junto con aquellos creyentes que se encuentren vivos para ser transformado y estar con el Señor por la eternidad. Este acontecimiento puede ocurrir en cualquier momento y será antes de la gran tribulación.

10. LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO Y EL REINO MILENIAL: Creemos que la Segunda Venida de Cristo en gloria será cuando el Señor regrese con sus santos a la tierra para establecer su reinado físico y visible por mil años. Este reino milenial traerá paz universal y el cumplimiento de las promesas hechas a Israel en el Antiguo Testamento.

11. EL JUICIO FINAL DE LOS INCRÉDULOS: Creemos que el juicio final será ante el Gran Trono Blanco para todos los impíos que rehusaron aceptar a Jesucristo. Ellos, junto con Satanás y los ángeles caídos, serán arrojados al lago de fuego donde estarán por la eternidad.

12. LOS CIELOS NUEVOS Y TIERRA NUEVA: Creemos que habrá cielos nuevos y tierra nueva, donde morará la justicia. Allí vivirán todos los santos por la eternidad.

13. EL BAUTISMO EN AGUA: Creemos en la ordenanza del Bautismo en Agua por inmersión, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo es un testimonio de la identificación del creyente, por fe, con la muerte y la resurrección de Cristo.

14. LA SANTA CENA DEL SEÑOR: Creemos que la Santa Cena es también una ordenanza para la Iglesia, del que participan los miembros que “disciernen el Cuerpo de Cristo”, es un recordatorio del sufrimiento y muerte del Señor y un anuncio de su inminente retorno.

15. EL PACTO MATRIMONIAL: Creemos que el matrimonio es un pacto de un hombre y una mujer con Dios y mutuamente delante de Dios para vivir unidos en el Propósito de Dios hasta que Cristo venga o la muerte los separe, “lo que Dios unió no lo separe el hombre”.

16. LA CONSAGRACIÓN DE NIÑOS: Creemos que la consagración de los niños al Señor es un compromiso que los padres toman con Dios, dedicando sus hijos al Eterno Propósito de Dios, profetizando sobre su vida futura y aceptando el sacerdocio paternal. Dios, por su parte, “Bendice a los Niños”, los toma bajo su cobertura y los resguarda en sus brazos.

Misión

CET, es una parte integral de Las Asambleas de Dios de Chile, la cual según la voluntad de Dios, y con la ayuda del Espíritu Santo, tiene el propósito de preparar obreros de cada nivel cristiano, enseñándoles la Palabra de Dios y los métodos de un ministerio eficaz.

Mantener un ambiente adecuado para fomentar y alimentar la vida espiritual de sus estudiantes; sirviendo como instrumento para perpetuar y fortalecer la obra del Señor, y cooperar en su obra de evangelizar.

CENTRO DE ESTUDIOS TEOLÓGICOS - CET

Rafael Sotomayor 19, Santiago de Chile
Teléfono: (56 2) 2 681 5901 | Contacto: nuestrocet@gmail.com | © 2018 CENTRO DE ESTUDIOS TEOLÓGICOS | Desarrollado por eventografias.cl